Comidas

¡Nunca hagas esto cuando comas ramen!

ramen tradicional

No hay nada como sumergirse en un tazón grande y humeante de ramen. Pero cuando se trata de este delicioso platillo japonés, hay una forma correcta e incorrecta de disfrutarlo.

No hay excusa para el simple y viejo ramen recién salido del paquete, y agregar las coberturas y los ajustes correctos realmente puede hacer una gran diferencia.

¿Cómo se come correctamente el ramen? La próxima vez que estés listo y pidas comida china a domicilio, evita estos errores y dale a tu tazón el amor que se merece; disfrutar de tus alimentos desde la comodidad de tu hogar no tiene comparación. Puedes hacerlo tranquilamente mientras ves tu serie favorita y convives con tus seres queridos.

ramen

1) No te saltes el olfateo del ramen

Si bien todo el mundo quiere darse prisa y empezar a degustar, no olvides tomar el aroma de tu ramen antes de empezar a comer.

Asegúrate de respirar los olores flotantes antes de comer, ya que ayudará a complementar el sabor general.

2) No te agarres

Evita sobrecargar los palillos con noodles y aderezos comiendo secciones pequeñas y manejables a la vez. También te ayudará a girar.

3) No retuerzas en el bol

Para un poco más de control, coloca los noodles sobre tus palillos usando la cuchara como ancla. Es una experiencia más ordenada y agradable.

4) No olvides el huevo en tu ramen

Cuando se trata de ramen, si te saltas el huevo, lo estás haciendo mal. La bondad de la yema hace que el caldo de ramen sea mucho mejor.

5) No te lo pongas difícil

Probablemente esto sea evidente, pero no sostengas los palillos en la mano izquierda (a menos que seas zurdo).

¡Eso no quiere decir que debas ponértelo demasiado fácil! Aunque se necesita algo de tiempo para dominarlo, comer ramen con palillos es imprescindible (nunca uses un tenedor).

comer ramen con palillos

6) Tampoco te olvides del Nori en tu ramen

El nori o las algas marinas es un alimento que puede resultar confuso para los no iniciados. Si nunca has probado las algas, te espera una delicia.

La comida salada es fina como el papel y deliciosa, pero una advertencia justa: cómela rápidamente. Espera demasiado y se empapará en el caldo. Usa tus palillos o cuchara para cortarlo y disfrútalo rápidamente.

7) No tengas vergüenza de sorber

Si bien puede parecer grosero sorber la sopa en Norteamérica, sorber es habitual cuando se disfruta del ramen.

Antes de comer los fideos, comienza probando el caldo para tener una idea real del sabor.

Una vez que hayas terminado de comer los noodles, siéntete libre de inclinar el tazón hacia atrás y sorber el caldo restante.

8) No acampes

Echa un vistazo a las tiendas tradicionales de ramen y notarás rápidamente que muchas solo tienen espacio para estar de pie. ¿Por qué?

El platillo está diseñado para comerse rápidamente. El ramen también se disfruta mejor caliente, por lo que no es necesario que te tomes mucho tiempo comiendo ramen.

Además, cuanto más tiempo permanezcas sin comer, más absorberán los fideos la sopa. Sumérgete con tu cuchara y palillos y deja que la bondad hervida a fuego lento te seduzca.

9) No sustituyas

Déjanos ser claros: no sustituyas. La única excepción a esta regla es Sriracha (porque Sriracha hace que todo sea mejor) junto con cualquier otro ingrediente que ofrezca el chef.

Pero en serio, no agregues Hoisin, no agregues salsa de pescado, definitivamente no agregues sal.

El caldo de ramen real tarda horas en perfeccionarse, y vamos a adivinar que está bien tal como está.

10) No olvides hacer doble puño

Cuando se trata de comer ramen, es un esfuerzo a dos manos. El platillo se disfruta mejor cuando se come caldo, fideos e ingredientes al mismo tiempo.

Así que no batalles más cuando comas ramen. Esperamos que estos consejos te sirvan enormemente y te conviertas en todo un experto al comer este manjar creado para disfrutar y compartir con quienes más amamos.