Desafortunadamente aún hay muchas preguntas por resolver ante el Coronavirus (COVID-19) y es importante extremar las precauciones en los colectivos más vulnerables, como también es el caso de los bebés o de los recién nacidos.

Se puede decir que hoy no hay evidencia clara de transmisión vertical madre-hijo (antes, durante o tras el parto por lactancia materna) del SARS-CoV-2.

El Coronavirus (COVID-19) es un virus que afecta al sistema respiratorio y puede causar desde un leve cuadro cataras hasta la aparición de graves problemas de insuficiencia respiratoria.

Los neonatos y en especial los recién nacidos de parto prematuro, son particularmente vulnerables a los virus respiratorios conocidos ya que tienen más probabilidad que a otras edades pediátricas de tener cuadros de insuficiencia respiratoria.

Esto podría obligar a la hospitalización del bebé por la necesidad de la administración de oxígeno suplementario, apoyo mecánico respiratorio, etc.

Cómo proteger a tu bebé del coronavirus

Si tienes un bebé, es necesario que sigas las instrucciones sanitarias disponibles, pero al mismo tiempo, sigue estos consejos para evitar el contagio y prevenir que tu bebé tenga el Coronavirus (COVID-19):

-Restringir las visitas al bebé lo máximo posible.

-No permitas que le den besos, tampoco en las manos.

-No permitas que toquen las manos de tu bebé ya que con frecuencia se las lleva a la boca pudiéndose infectarse rápidamente.

-Las personas que quieran estar cerca de tu bebé, se tendrán que lavar las manos asiduamente y además también, usar desinfectante de manos.

-Lávate tú también las manos de manera concienzuda todo el tiempo, sobre todo antes y después de cambiarle el pañal o de asearle.

-Limpia mis juguetes de forma asidua y de manera concienzuda.

-No me lleves a lugares con aglomeraciones con personas ya que el riesgo es mayor.

-De ser posible adquiere un oxímetro precio accesible para todo publico.

Es importante que seas consciente de que tu bebé es tu responsabilidad y que no tiene las mismas defensas en su pequeño organismo como el tuyo.

Por eso, es necesario extremar las precauciones para prevenir antes que curar. Aún no hay la información suficiente como para saber las afecciones a largo plazo del virus, aún se está investigando para poder comprenderlo y buscar una vacuna para vencerla del todo. Mientras, es importante prevenir cualquier tipo de contagio.

cuida a tu hijo del coronavirus

¿Por qué los bebés y niños pequeños no deben usar una cubierta de tela para la cara?

Los bebés y los niños menores de dos años no deben usar cubiertas de tela para la cara por los siguientes motivos:

Tienen vías aéreas más pequeñas; por eso les cuesta más respirar a través de una cubierta de tela.

Si les cuesta respirar y no pueden decírselo a nadie ni quitarse la cubierta por sí mismos, podrían asfixiarse.

Algunas cubiertas de tela para la cara de fabricación casera podrían tener partes con las que un bebé pueda atragantarse, como cuerdas o elásticos.

Probablemente intenten quitarse la cubierta y entonces se tocarán mucho la cara, lo cual aumenta su riesgo de contagiarse el virus y contagiar a otros.

¿Los bebés y los niños pequeños se pueden infectar con coronavirus?

Si bien la mayoría de los casos de coronavirus (COVID-19) se han dado en adultos, los niños pueden contagiarse. En los niños, los virus suelen provocar una enfermedad leve y, con frecuencia, no causan ningún síntoma.

Pero algunos bebés y niños se han enfermado mucho a causa del virus; en algunos casos, semanas después de haberse infectado. Como los bebés y los niños pequeños no pueden usar una cubierta de tela para la cara, es importante protegerlos de otras maneras.

¿Puedo llevar a mi hijo al consultorio médico para que le den vacunas y para otros cuidados?

Sí. Si acude al consultorio médico personalmente, harán que la visita sea segura para usted y su hijo. Cuando llame, pregúntele al personal qué medidas están tomando.

Muchos consultorios realizan una limpieza profunda de manera regular, limitan la cantidad de personas en las salas de espera, revisan a las personas que entran en el edificio y obligan a usar mascarillas a todas las personas mayores de 2 años.