Los deportistas profesionales o de alto rendimiento deben de cuidar muchos aspectos de su vida para poder desarrollar su potencial y sus capacidades físicas. Entre estos elementos se encuentra la alimentación, la concentración, una buena hidratación y, por supuesto, un descanso adecuado. Pero si deben de viajar tanto, ¿Cómo les afecta el jet lag de los cambios de horario?

Tener una mala noche de sueño o incluso más de 24 horas sin descanso apropiado, puede tener implicaciones severas para los deportistas que van mucho más halla de únicamente su rendimiento profesional.

De manera biológica, existen muchos ciclos de recuperación que, al no poderse cumplir adecuadamente, pueden ocasionar desniveles en el cuerpo a muchos niveles, lo cual, tiene un impacto real en la condición física.

Rendimiento deportivo en los atletas con jet lag

Sabemos de antemano que no existe un informe oficial o estudio que relacione directamente el jet lag con el rendimiento deportivo. O, mejor dicho, no se ha comprobado que si, por ejemplo, un equipo de basketball tuvo que volar al otro lado del mundo para un partido, exista la probabilidad de que dicho equipo tenga más probabilidad de perder el partido en cuestión.

Sin embargo, los síntomas ocasionados por el jet lag entre los que se pueden contar el cansancio crónico, desconcentración mental y falta de una absorción correcta de vitaminas, pueden estar directamente relacionados con el desempeño de un deportista.

En un esfuerzo por reducir este tipo de efectos secundarios por desplazarse a un nuevo horario, los atletas han optado por realizar viajes con mucho tiempo adicional, de manera que se puedan someter a un proceso de recuperación de jet lag, de manera que puedan adaptarse a los cambios y el tiempo en el lugar donde competirán. Y la principal acción que deben desempeñar es, sencillamente, un día de buen sueño.

jet lag deportista

¿Qué tan importante es el sueño para los atletas?

Esta es una pregunta que se han hecho muchos investigadores y expertos tanto deportivos como científicos del sueño. Pero cuando un cuerpo está acostumbrado a dormir en ciertos horarios cómo puede hacer alguien para dormir cuando en realidad, su cuerpo pelea por estar despierto y seguir adelante.

Aquí entra el tema científico en todo su juego. Una de las estrategias es el exponerse a la luz. Sabemos que la luz altera de manera eficiente los ciclos corporales, de manera que, aunque el cuerpo reconozca un cierto descanso, la mente estará más alerta.

Si tu eres un deportista que se está enfrentando a este tipo de dificultades, tenemos algunos consejos para ti:

  1. Planifica tu vuelo

Antes de cada vuelo, prepárate tomando una dosis extra de vitaminas, sobre todo, pon atención en la vitamina B, E y C. Esto le dará a tu cuerpo los elementos necesarios para compensar la falta de sueño y permitirá que el cuerpo esté preparado.

  1. Duerme bien

Lo pero que puedes hacer antes de un vuelo a una zona horaria diferente es desvelarte para tratar de acomodarte al horario al que te enfrentarás. En cambio, procura tener más horas de sueño de lo habitual, duerme temprano y despiértate tarde.

Si tienes problemas para estar en la cama en ese momento, procura garantizar un espacio de sueño agradable que te permita descansar como es debido. Busca cortinas pesadas y que no permitan el paso de la luz, consigue colchones cómodos que permitan que tu cuerpo descanse adecuadamente.

  1. Una buena hidratación y alimentación

Antes durante y después del vuelo, procura estar muy bien hidratado, y comer comidas bajas en grasas y sales. Con una dieta adecuada, los efectos de los cambios de horario serán mucho menores. Trata de relajarte lo más que puedas durante el vuelo. Probablemente tratarás de dormir, eso es una gran idea para llegar a tu nuevo destino con mucha más energía. Sin embargo, tomar pastillas para dormir es algo nada recomendado. El uso de narcóticos puede afectar tu ritmo cardiaco y por supuesto, tienes efectos secundarios nada placenteros. Procura tomar bebidas altas en electrolitos para mantener tu cuerpo siempre bien hidratado.

  1. Entrenamiento

Por lo menos en el primer día de llegada, evita un entrenamiento muy pesado. Quédate con un poco de cardio y sobre todo, un programa de estiramientos adecuado, de esta manera le facilitarás al cuerpo un descanso adecuado mientras recupera la flexibilidad y fortaleza.