Todos nos hemos congelado el cerebro con una malteada, pero pocos saben de dónde viene esta cremosa bebida. La malteada es conocida y disfrutada a nivel mundial. La puedes encontrar en cualquier lugar, cafeterías, restaurantes o heladerías. De chocolate o vainilla amamos disfrutarla con crema batida y chispas de chocolate. Perfecta para acompañar algún pastel, un cheesecake, o una crepa.    

Viene en toda clase de tamaños, colores y sabores. Esta bebida dulce, fría y cremosa es disfrutada por toda clase de personas desde niños hasta sus abuelitos. ¿Pero cuál es la historia detrás de la malteada? Te sorprendería saber que a finales del siglo XIX la malteada no era la bebida que todos amamos. En lugar de eso era un tipo de licor hecho con whiskey, por lo que no era apto para niños.

Fue hasta principios del siglo XX, que la malteada se convirtió en la bebida deliciosa que conocemos, el whiskey fue remplazado por jarabe, helado y leche, finalmente era una bebida para toda la familia.

Shake it all!

Ojalá todo hubiera sido tan fácil, la realidad es que la malteada no era sencilla de hacer. En 1911, Hamilton Beach creó una batidora de bebidas y fue entonces que mezclar ingredientes fue más fácil. En 1922 la malteada comenzaba a tomar la forma con la que la conocemos gracias a Steven Poplawski, quién inventó la licuadora.

Claro que la llegada de la licuadora cambio las cosas, pero fue un empleado de Walgreens Ivar “Pop” Coulson quién incorporó el helado a esta receta.

Para 1950 las malteadas estaban por todas partes, en cada rincón del mundo. Hoy en día podemos encontrarlas en cualquiera de los restaurantes cerca de mi ubicación o en cafeterías, aún son servidas en vasos altos, con fresas, chocolate y crema batida como decoración.

malteadas de chocolate

Malteada o licuado.

Para muchos estas dos bebidas son lo mismo. La gran diferencia es que la malteada contiene helado. Lo que le da una consistencia más cremosa. Otra diferencia es que el licuado se denomina a toda preparación de frutas o verduras que son mezclados con agua o leche. En el caso de las malteadas siempre son preparadas con leche.

 Sabores y presentación

Los sabores clásicos de la malteada son chocolate, fresa y vainilla. Si visitas un restaurante lo más probable es que te encuentres con estos tres sabores. Servidos en un vaso alto decorado con chocolate, crema batida y una galleta. También puedes ir a una heladería y pedir tu maltada con tu sabor favorito de helado.

Esta es sin duda una bebida ideal para los días calurosos o tal vez una noche de películas en casa. ¿Cuá es tu sabor de malteada favorita? En lo personal amo los clásicos, así que me quedo con la de chocolate.

Hombre tomando malteada adentro del vaso