Las quesadillas son la comida callejera mexicana por excelencia y en la CDMX aún más. Sobrevivir solo con quesadillas es posible: podrías pedir una con flores de calabaza y queso para el desayuno y una abundante quesadilla de papa y salchicha para el almuerzo.

Si eres nuevo en el mundo de las quesadillas, tenemos todo lo que necesitas saber cuando se trata de ir a los puestos de comida callejera de la Ciudad de México.

Pero si lo prefieres, puedes requerir comida servicio a domicilio con los alimentos que a ti te gustan; pide tus platillos favoritos desde tu app de comida. Aprovecha los descuentos, beneficios y más.

quesadillas de pollo

Conoce más sobre las quesadillas

Primero, es importante saber que si bien la mayoría de las quesadillas del país están rellenas de queso, ese no es el caso en la Ciudad de México. Si quieres una quesadilla de queso, tendrás que especificarlo al hacer el pedido.

Las quesadillas que se preparan en la capital de México generalmente están hechas de tortillas (de maíz azul o amarillo).

Reconocerás los puestos donde las venden porque generalmente están a cargo de dos o tres persona: una hace las tortillas aplanando la masa, otra atiende la gran parrilla circular llamada comal, y otra maneja el dinero y toma pedidos de los clientes

¡No olvides decir: provecho!

Al igual que con la mayoría de la comida callejera, hay una etiqueta tácita para comer en los puestos de quesadillas. La primera y principal regla es decir “provecho” a los que ya están comiendo cuando llegas (provecho es el bon appétit de México).

Deberás pararte o sentarte y esperar hasta que uno de los vendedores te pregunte qué te gustaría pedir, lo que incluirá especificar si deseas que tu quesadilla se ponga para comer ahí o se lleve.

Rellenos en las quesadillas

Esta es una lista básica de los rellenos que se pueden encontrar en los puestos de quesadillas, que de ninguna manera pretende ser exhaustiva. ¡Con suerte, encontrarás un ingrediente que no está en esta lista y te atreverás a probarlo!

  • Flor de calabaza: flores de calabaza que se asan en el comal durante unos minutos antes de mezclarlas con queso y rellenarlas en una tortilla.
  • Papa con chorizo: papa mezclada con chorizo ​​a la española.
  • Papa con longaniza: papa con chorizo ​​picante a la mexicana.
  • Longaniza sola: salchicha mexicana picante que puede ser bastante grasosa y es mejor asada a la parrilla hasta que esté un poco crujiente.
  • Rajas con crema: tiras de chile poblano mezcladas con crema (a veces con la adición de granos de elote).
  • Tinga de pollo o res.
  • Huitlacoche: un hongo comestible negro y gris salado que crece en el maíz.
  • Chicharrón.
  • Champiñones: champiñones precocidos y sazonados que a veces también se llaman hongos o setas y pueden incluir hongos ostra.

Puedes conseguir cualquiera de estos rellenos, y muchos más, con queso o solo (sin nada de queso).